Cuando se debe cambiar el aceite

Mantener una buena lubricación en tu motor es algo vital para que este no se vaya a desgastar de una forma prematura. Para repararlo necesitarás piezas segunda mano audi las cuales encontrarás al mejor precio en el despiece de audi a3 y con una calidad totalmente garantizada.

Pero, es probable que no sepas cuándo es necesario hacer un cambio de aceite en tu vehículo, por lo que te recomiendo seguir leyendo. Aquí sabrás los motivos por los que deberías hacer el cambio de aceite y así mantendrás un buen rendimiento en tu coche.

Momentos para hacer el cambio de aceite

Para que puedas hacer el cambio de aceite de una forma óptima debes asegurarte de fijarte en los siguientes puntos que resultarán fundamentales:

Nivel de aceite

Debes estar verificando el nivel de aceite de tu coche por lo menos una vez cada mes para asegurarte de que sea el óptimo. Si el nivel es demasiado bajo, podría deberse a que tienes una fuga en tu motor y debes encontrarla y repararla de inmediato.

Al restituir el nivel de aceite, asegúrate de no agregar demasiado, porque un nivel muy elevado también es perjudicial. Esto puede causar que las partículas de sedimento lleguen más fácilmente a tu motor provocando daños en el mismo.

Kilometraje

El kilometraje es otro punto clave que debes tener en consideración, en especial porque no en todos los coches es igual. Existe un margen entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros para hacer el cambio de aceite en tu vehículo.

Los coches más antiguos requieren cambios de aceite de forma más regular que los más modernos que pueden durar más tiempo. En esto también influirá el tipo de lubricante utilizado, por lo que siempre será fundamental consultar el manual de funcionamiento de tu vehículo.

Cambio de los filtros

Los filtros de aceite tienen una gran importancia en tu motor, en especial porque estos deben estar en buen estado para cumplir su función. Son los encargados de atrapar las partículas de sedimentos que están presentes en el aceite como parte de su proceso de fabricación.

En todo caso, estos deben ser cambiados por lo menos una vez cada 12.000 kilómetros, para garantizar su correcto funcionamiento. Este cambio se debe hacer incluso si no se hace el cambio de gasolina, de esta forma podrás asegurarte de conseguir el máximo rendimiento posible. Si los filtros están en mal estado tu motor podría sufrir averías.