Espiar Android

Espiar Android anteriormente parecía tarea únicamente para hackers o quienes poseían una alta trayectoria de estudios en informática. No obstante, esto ha cambiado gracias al uso de métodos menos exigentes, o aplicaciones dedicadas para poder lograr dicho cometido. Y, seguramente si has llegado hasta esta entrada es debido a que sientes curiosidad o deseas realmente espiar un móvil bajo sistema operativo Android. De ser así, entonces continúa leyendo, ya que te aseguramos que presentaremos métodos más que efectivos para esta tarea ¡Prepárate para poder infiltrarte en un móvil ajeno!

Los métodos que presentaremos en este artículo son efectivos para lograr entrar a un móvil ajeno y ver su información. Esto incluye también poder ver las actividades en apps de mensajería, o archivos multimedia que se almacenen en su memoria. ¿Pero cómo podrías hackear sin saber del tema? Tranquilo/a, ya que al día de hoy son muchas las apps especializadas en el ámbito. 

Pero antes de continuar debemos hacer un pequeño inciso para aclarar que cualquier acción que pueda poner en riesgo la privacidad de un tercero, es considerada como delito en la mayoría de los países. Por lo tanto, si vas a espiar un móvil Android, ten en cuenta los riesgos legales que esto implica, salvo en algunos casos muy concretos. 

Por ejemplo, que sea útil para dar con una persona extraviada, o para tomar pruebas de cyber-acoso o cyber-bulliying. ¿Crees que será necesario estrictamente hablando? Entonces procede; de lo contrario, será mejor que pidas consulta con un abogado. Ahora veamos los métodos.

 

Espiar Android usando una app de monitoreo a tu favor

Desde https://www.mdzol.com/sociedad/2020/10/13/cuales-son-las-mejores-aplicaciones-para-espiar-moviles-111544.html nos recomiendan este método ya que es práctico y sin complicaciones. Amerita tener un plan afiliado a ciertas apps de monitoreo, como los que ofrece mSpy, te preguntarás ¿Qué hace exactamente esta clase de aplicaciones? La respuesta es simple: Verificar toda actividad realizada por alguien en su móvil, sin que este se percate.

Por eso muchas parejas que desconfían recurren a mSpy u otras similares; también padres preocupados o jefes de empresa, etc. En fin, el punto es que puedes usarla para espiar Android. El proceso es el siguiente:

  • Entra en la web de mSpy, regístrate y afíliate a alguno de sus planes.
  • Entra en el móvil ajeno e instala la app, para que esta se ejecute en segundo plano.
  • Inicia sesión en el móvil a espiar con los datos creados durante el primer paso.
  • Entra en tu panel de monitoreo remoto y comienza a ver todo sin que nadie se percate.

¡Es así de sencillo! Y existen varias alternativas como Hoverwatch, o SpyFone que funcionan relativamente de la misma manera. No obstante, mSpy es la más madura de todas, con alta trayectoria. ¡Chécala! 

 

Espía Android usando un keylogger

Quizas hayas escuchado con anterioridad sobre los famosos keylogger, y de no ser así, te lo explicamos. Se trata de un pequeño programa informático que se ejecuta en segundo plano para tomar los datos que el dueño del equipo o dispositivo introduzca en teclado. Es decir, que, si alguien teclea “Hola”, esa frase llegará hasta tu base de datos y así sabrás exactamente lo que escribe. 

Lo bueno de todo esto es que, en Android, y también en iOS existen keyloggers gratuitos y de buena calidad. Ten en cuenta que siempre necesitarás acceso físico al móvil ajeno, a menos claro, que compartas un enlace con el APK y esa persona lo instale sin darse cuenta (aunque eso complicaría un poco las cosas).

Uno de los mejores para ambas plataformas es Spyera, que ofrece servicio semi-indetectable de keylogger. El principio es igual a otras apps: instalas en el móvil de la persona a espiar, se ejecuta en segundo plano y luego desde tu panel observas todo. 

 

Espía Android usando un escritorio remoto

Desde la salida de los escritorios remotos todo parecía color rosa. Solo piénsalo; alguien más podía ayudarte a distancia desde su equipo, e incluso controlar tus acciones remotamente para aligerarte el trabajo. Suena bien, desde luego; pero también es un arma de doble filo que los hackers han sabido aprovechar. 

Escritorios remotos como el famoso TeamViewer, son fácilmente una puerta trasera para espías. Lo único que la otra persona deberá saber es el código para iniciar sesión dentro de tu móvil, y que se le otorguen los permisos. Por eso, puedes instalarla en el móvil ajeno, verificar su código, y luego conectarte desde el tuyo:

  • Ve a la Play Store y descarga TeamViewer QuickSupport en el móvil ajeno.
  • En tu móvil instala el cliente principal de TeamViewer.
  • Anota el código de inicio de sesión del otro smartphone.
  • Introdúcelo en tu móvil, desde la app descargada y conéctate.
  • En el móvil a espiar, procura ocultar las notificaciones referentes a la app.
  • Solo conéctate cuando la otra persona esté durmiendo. 

Con esto damos por finalizada esta entrada, no sin antes recordarte que todo tema de hackeo es delicado y debes primero tratar con un abogado. Recuerda, si desconfías de tu pareja, o bien quieres controlar a tus hijos, puedes hacerlo hablando; la comunicación es básica. Y, si finalmente decides espiarlos, esperamos que lo hagas con fines buenos.