Los biopolímeros los amigos de la naturaleza

Tradicionalmente se hablaba de polímeros, los compuestos empleados para la producción de artículos de plástico y sus derivados, sin embargo, gracias a las investigación desarrolladas en la última década ha surgido los biopolímeros.

En la naturaleza quien fabrica biopolímeros por excelencia son los arácnidos, sin embargo, como su componente principal es la celulosa, también es posible encontrar presencia de estos en insectos, exoesqueletos y crustáceos, ya que los mismos sintetizan las proteínas y los minerales de forma similar.

Según sea el método de obtención o la estructura estudiada, los biopolímeros pueden depender del ADN, las proteínas, los polisacáridos, los politerpenos, entre otros.

Dependiendo de quien fabrica biopolímeros, el proceso de los mismos se puede dar de manera diferente, lo que implica consecuentemente que se alojaran en puntos diferentes de la estructura celular. Por esta razón es mas común encontrar este tipo de macromoléculas en el ADN.

Clasificación según su estructura celular

Cuando se encuentran en el Ácido Nucleico las macromoléculas, son consideradas las más importantes, dado que ellas son portadoras de una información genética transmitida de generación en generación; este procedimiento de herencia natural garantiza un producto más efectivo.

Si en otro caso se encuentra en las proteínas, quien fábrica biopolímeros puede poseer los mismos en el colágeno, en las enzimas o incluso en los anticuerpos. Por lo que de estos portadores se pueden aprovechar los exoesqueletos de forma más efectiva.

De igual forma es importante destacar que estas macromoléculas no son exclusivamente propias de procesos en los seres del reino animal, sino que también se pueden dar en el reino vegetal y a partir del mismo obtener caucho vegetal.

Además de la producción de elementos de plástico para el futuro, los biopolímeros también han abierto una puerta de esperanza para determinadas afecciones físicas, ya que a partir de los mismos logran obtenerse compuestos medicinales como lo es la glucosa.

Este compuesto es tan versátil que permite desde regular los niveles de azúcar presentes en la sangre en las personas que padecen de diabetes, hasta reforzar las articulaciones en personas que padecen de artritis o artrosis. Su producción como medicamento puede darse en cápsulas o granulados para bebidas.

Visto como un componente único, los biopolímeros también han permitido la estabilización de vacunas debido a su origen natural, lo cual es un factor positivo al sintetizar los anticuerpos dentro del organismo que los recibe.

Por todas estas razones son reconocidos como las macromoléculas de mayor utilidad y beneficio para el futuro.