¿Qué relación guardan los antimicrobianos y los microorganismos?

Los antimicrobianos son los fármacos utilizados para combatir o controlar microorganismos que invaden el cuerpo de los seres vivos, y que son difíciles de erradicar por el sistema inmune.

Estos se encargan de matar o detener el crecimiento de las bacterias, virus, parásitos u hongos y son de diferentes composiciones debido a que los microbios tienen un comportamiento diferente en nuestro sistema. A continuación, te daremos información más específica sobre este tema.

Descubrimiento de los antimicrobianos

Los antimicrobianos son sustancias que actúan contra los seres diminutos (microbios) que pueden llegar a causar la muerte en los seres vivos. En el año 1928 se descubre casualmente el primer antibiótico que se pudo usar con resultados oportunos en heridos durante la segunda guerra mundial.

El primer antibacteriano, se conoce con el nombre de penicilina y científicamente se llama Penicilium y este permitió salvar miles de vida a raíz de su hallazgo, es a partir de este momento donde se empiezan a hacer cantidades de estudios para poder hallar derivados y compuestos nuevos que permitan exterminar los agentes patógenos.

Cada uno de los microorganismos que afectan la salud, tienen estructuras celulares que se comportan de manera diferente unas con otras, por eso los antimicrobianos son específicos para cada tipo de microbio.

Además, cada uno de estos compuestos tienen efectos distintos en cada ser vivo, por eso, aunque presenten la misma enfermedad causada por la misma bacteria (por ejemplo) los tratamientos pueden ser completamente distintos.

Características generales de estas sustancias

Debido a que estos agentes causan alteraciones en el comportamiento de los microbios dependiendo del medio donde se encuentren, su eficacia va a variar en cada ser vivo y por lo general, el tratamiento puede ir de uno a diez días.

Debido a las complicaciones que pueden llegar a causar su uso inapropiado, en algunos países, estos productos se venden con la condición de que se tenga una prescripción médica, de hecho, hay algunos que son de distribución exclusiva para el sector hospitalario.

En este sentido, cabe destacar que el uso de los antimicrobianos desde su descubrimiento, ha sido muy importante para salvar vidas que han sido afectadas por agentes microbianos y no por antimicrobial agent.

Por otro lado, también es muy relevante que su uso debe estar respaldado por indicaciones médicas, ya que si no se aplican adecuadamente pueden causar ciertos inconvenientes que más adelante pueden ser perjudiciales para la salud.