Tipos de conexión a internet: ventajas y desventajas

Existen distintos tipos de conexión a internet, además de distintas calidades según cada formato. ¿Qué tipo de internet te conviene? Eso trataremos de dilucidar en esta nota. Mientras tanto, para más info sobre distintos servicios, te remitimos a este sitio, el de uno de los tantos proveedores que existen.

 

Estos son los principales tipos de conexión a internet que podés conseguir

Un repaso por la variedad de formas en que podés adquirir internet te va a ayudar a definir cuál es el tipo que mejor se adapta a tus necesidades. Así evitarás gastar de más y obtendrás el servicio más acorde según el uso que vayas a darle.

 

1. Red Telefónica Conmutada (abreviado RTC)

Primer dato: hoy en día, este sistema está casi fuera de uso. Sin embargo, hasta no hace mucho era el sistema más común.

Se trata del aprovechamiento de la instalación telefónica básica. Para decodificar las señales recibidas, era necesario el uso de un módem, que actuaba como intermediario entre la computadora y la red.

Ventajas:

  • No precisa la instalación de infraestructura adicional.

Desventajas:

  • El ancho de banda está limitado a 56 Kbps en un único canal. Esto significa que si necesitás descargar archivos pesados, podés tener que pasar por varios minutos de espera.
  • Intermitencia en la conexión.
  • Este tipo de conexión no soporta la transmisión simultánea de voz y datos.

 

2. Red digital RDSI

Esta ha sido una de las redes más populares (y prometedoras en la historia de las telecomunicaciones) hasta hace algunos años. Llegó a desplazar al sistema de conexión RTB

Sin embargo, hoy también se encuentra prácticamente en desuso. Se trataba de una línea telefónica, pero digital en lugar de ser analógica. Es decir, en vez de requerir un módem, este tipo de conexión empleaba un adaptador de red.

Ventajas:

  • Posee diversos canales, unos para hablar por teléfono y otros para transmitir datos.

Desventajas:

  • Requiere infraestructura especial.

 

3. Red digital ADSL

La ADSL conjuga las ventajas de la conexión RTB y de la RDSI, por lo que se convirtió pronto en el tipo de conexión preferido por hogares y por oficinas.

Ventajas:

  • Aprovecha el cableado de la RTB para la transmisión de voz y de datos, que puede hacerse de forma conjunta (como con el cable RDSI).
  • Su velocidad es mayor que en los dos casos anteriores.

Desventajas:

  • La ubicación del usuario determina el ancho de banda.

 

4. Conexión por cable

La conexión por cable utiliza un cable de fibra óptica para la transmisión de datos entre nodos. La conexión a con este sistema puede realizarse mediante dos opciones: por un lado, podemos utilizar lo que se conoce como fibra óptica pura, que es la fibra que llega hasta la vivienda u oficina; y por otro lado, podemos recurrir a fibra más a un cable coaxial, que se realiza a través de una troncal de fibra, pero Internet llega a la vivienda mediante un empalme con cable coaxial.

Ventajas:

  • La señal luminosa es permanente.
  • Al utilizar señales luminosas en vez de eléctricas se puede codificar una cantidad de información mayor.
  • La capacidad de carga y descarga de datos es mayor, gracias a la velocidad mayor.

Desventajas:

  • Precisa de una infraestructura nueva y costosa, razón por la cual hoy no está disponible en todos los lugares.

 

5. Conexión vía satélite

El acceso a internet vía satélite es la forma de acceder a internet para quienes no pueden hacerlo mediante vía terrestre por diversas cuestiones, entre ellas, la lejanía. Por eso recurren a ella, por ejemplos, barcos o poblaciones aisladas.

Ventajas:

La posibilidad de sortear distancias imposibles de sortear mediante cableados.

Desventajas:

  • Hay que tener instalada una antena parabólica digital, un acceso telefónico a Internet, una tarjeta receptora para PC, un software específico…
  • Las conexiones a Internet vía satélite son de alta latencia, lo que significa que se requiere un tiempo desde que damos una orden en internet (una búsqueda, una descarga…) hasta que llega al satélite y regresa.

 

6. Redes inalámbricas

Las redes inalámbricas o wireless difieren de todas las vistas anteriormente en que se utilizan señales luminosas infrarrojas u ondas de radio, en lugar de cables.

Este tipo de redes suelen ser muy rápidas, más económicas, adecuadas en zonas de difícil cobertura y no dependen de cableado de otras compañías.

 

LMDS

El LMDS (Local Multipoint Distribution System) es otro sistema de comunicación inalámbrico pero que utiliza ondas de radio de alta frecuencia (28 GHz a 40 GHz).

 

PLC

La tecnología PLC (Power Line Communications) aprovecha las líneas eléctricas para transmitir datos a alta velocidad. Como las WLAN, se utiliza en la actualidad para implementar las redes locales, que se conectarían a Internet mediante algún otro tipo de conexión.

 

WIMAX

Las conexiones mediante WIMAX (Worldwide Interoperability for Microwave Access) es una tecnología que permite disponer de Internet en lugares en los que no llega de forma correcta ni el ADSL ni la fibra óptica. Hoy en día, la tecnología WiMax ya puede superar incluso 1 GB en condiciones favorables y si se utilizan bandas licenciadas, son muy estables y fiables.

 

Conclusión

Internet ya es parte de nuestra vida cotidiana y la usamos para trabajar, para estudiar o para el ocio, entre otras opciones.

Y desde su creación en la década de los 60, hasta hoy, se han desarrollado varias maneras de conectarse a internet.

No obstante, esta diversidad de métodos de acceso hace que existan formas más o menos pertinentes según el caso particular de cada usuario. Por eso decidimos abordar esta nota. Si aún persisten dudas, te recomendamos asesorarte mediante las empresas prestadoras del servicio de tu zona, ¡y compará precios! No te quedes con una sola oferta.