La respiración diafragmática y la ansiedad

¿No sabes cómo controlar la ansiedad? lo primero es saber qué es la ansiedad.

La ansiedad es una respuesta involuntaria ante una situación que consideramos de peligro y que nos genera una alta cantidad de estrés, produciendo muchas veces ataques de pánico que no son más que el padecimiento de miedos intensos de manera exagerada y que en la mayoría de los casos aparecen sin previo aviso, haciendo que la persona sufra también de taquicardia, temblores, falta de aire y, en el peor de los casos, desesperación extrema. Para esto se han creado una serie de técnicas que permiten liberar la tensión y disminuir el estrés, manteniendo a la persona en un estado de calma y relajación que lo ayudan a prepararse frente a una situación inesperada gracias a estímulos externos o internos. La técnica mas destacada es la de la respiración diafragmática.

¿En qué sirve la respiración para aliviar la ansiedad?

La respiración es una función primordial que hacemos inconscientemente desde que nacemos, sin embargo esta función debe ser entrenada para poder obtener los beneficios de una buena respiración y asi alcanzar el estado de relajación que requiere el cuerpo para aliviar la ansiedad, el estrés y los miedos ocasionados por situaciones que se escapan de nuestras manos.

Cuando estamos bajo mucho estrés o sufrimos de un ataque de nervios, nuestra respiración se vuelve acelerada y superficial, ocasionando muchas veces una falta de aire, por esto se debe llevar a cabo una respiración más profunda y tranquila, inhalando la cantidad de aire necesario que podemos exhalar y no excedernos e hiperventilar.

¿En qué consiste la respiración diafragmática?

El método de la respiración diafragmática no es más que inhalar el aire y llevarlo a la zona más profunda del diafragma o el abdomen sin realizar ningún movimiento de hombros, concentrándonos en llevar el aire a su destino, asi las costillas se desplazan abriendo un espacio donde se ocupe una mayor cantidad de aire sin hiperventilar. La idea principal de esta técnica es concentrarse en la respiración y dejar a un lado el problema, de esta manera el cuerpo se relaja y va liberando el estrés y ansiedad acumulados, si logramos hacer que la respiración sea armónica se activa la respuesta parasimpática que es la responsable de mantenernos relajados evitando los ataques de pánico y estrés. A medida que esta técnica se va interiorizando el diafragma se va fortaleciendo, haciéndose cada vez más fácil la respiración, además que va disminuyendo el tiempo que requerimos para alcanzar el estado de calma y comenzar a pensar con claridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *