¿Cuál es el mejor material para la puerta de la entrada de una casa?

La puerta de acceso principal a un inmueble, es sin duda la más importante en materia de seguridad según dicen los cerrajeros de Valencia, ya que por lo general es la que da a la vía pública, siendo la preferida de los delincuentes para cometer sus fechorías.

Para quienes viven en adosados o áreas aisladas, juegan un papel mucho más trascendental de ahí que escoger la mejor es una decisión que puede influir mucho en la seguridad de sus bienes y los integrantes de su familia.

La primera inquietud para los que desean una puerta que les brinde protección y les genere tranquilidad, es el material ideal para que la misma ofrezca mayor resistencia, seguridad y durabilidad.

Entonces ¿de qué debe estar hecha la puerta de la entrada?

Por seguridad, no cabe lugar para la duda, si el presupuesto lo permite, la alternativa para evitar cualquier dolor de cabeza es una puerta acorazada. Estas cuentan con la hoja reforzada con una chapa de acero, adicional a que su cerco también lo es; lo que no sucede con las blindadas donde el marco suele ser de madera facilitando el que los maleantes puedan apalancarlas.

Si se habla de acabados, no se recomienda para la intemperie la madera, con la salvedad de que se aprecien mucho los materiales naturales y se esté dispuesto a barnizarlas cada 2 o 3 años para su óptimo mantenimiento. Si no es el caso, lo más aconsejable es ponerla de PVC (imitación madera), a simple vista no se diferencia casi de la de madera natural y dura para toda la vida. En caso de que la apariencia madera no sea necesaria, se pueden poner chapas de acero lacada en cualquier color, aunque  negra, blanca o marrón son los colores estándar.

En lo que se hace énfasis es en que si se quiere invertir con sabiduría, la balanza debe inclinarse hacia una puerta acorazada, ya que las blindadas son un poco menos seguras.

Medidas extras de seguridad para puertas de acceso

Reforzar las puertas de acceso para prevenir robos o vulnerabilidades, es una magnifica iniciativa, puesto que es la que se ubica directamente sobre la vereda o vía pública. Para lograr este cometido nada mejor que una mirilla – preferiblemente electrónica – que permita observar quién es el visitante, antes de acercarse a la puerta evitando sufrir engaños.

Para finalizar se invita a seguir siempre los consejos de seguridad: jamás abrirle la puerta a extraños, mantenerla cerrada con llave, y no confíes en aparentes desvalidos que lleguen solicitando ayuda, en este último escenario es más conveniente llamar a los servicios de emergencias, en lugar de dejarlos pasar al hogar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *